Mente sana en cuerpo sano

Mens sana in corpore sano

La emergencia social declarada por el gobierno es regresiva y ha desatado una polémica nacional sobre el derecho fundamental a la salud. A vísperas de elecciones se ha desatado un importante debate sobre el manejo de salud pública en Colombia.

Considero que ese debate no se debe concentrar sólo en el análisis de como se debe remediar la situación actual. También es necesario librar un debate sobre nuestra concepción de la salud como sociedad para desarrollar una estrategia a largo plazo que evite que se repitan este tipo de situaciones.

Todos los colombianos podemos caer enfermos en cualquier momento. Nuestra  condición es la misma, así que todos deberíamos tener el mismo acceso a la salud. En este tema siempre debe primar el bien común sobre el interés privado. El cliente no puede ser visto como un paciente.

Para ser una sociedad más sana y construir un sistema de salud pública más eficiente, nuestro concepto de la salud pública debe cambiar. La salud no sólo consiste de tratamientos médicos correctivos. En realidad la salud es una condición ideal del ser humano que se cultiva desde la niñez.

Tenemos que reducir el indicio de problemas de salud que requieren de tratamiento médico. El Estado debe crear un ambiente que le permitan a los ciudadanos tener una fisiología sana y una mente balanceada. Aspiremos a alcanzar la meta antigua de desarrollar una mente sana dentro de un cuerpo sano.

Cultivemos el bienestar humano por medio de la educación, el deporte y la salud preventiva. Concentrarnos más la detección temprana de enfermedades por medio de chequeos regulares. Se nos olvido que es mejor prevenir que curar.

Los tratamientos correctivos siempre deben estar disponibles para aquel que caiga enfermo. Pero si pasamos de un modelo enfocado en apagar incendios a uno que los prevenga, tendremos un mejor y más eficiente  servicio de salud.

Por último debemos aprovechar la tecnología y el internet para bajar costos, eliminar trabas burocráticas, reducir la corrupción y prestar un mejor servicio. Cuando hay vidas de por medio, no podemos desaprovechar las oportunidades que nos brinda la era digital. Tampoco podemos permitir ni tolerar que los corruptos saqueen los recursos para la atención médica.

Nota bene:

Respecto a las medidas tomadas por el gobierno, esta bien que el Estado promueva los hábitos saludables y castigue con impuestos aquellos hábitos destructivos que incrementan los costos de salud para todos.

Pero no es aceptable que por cuenta de una enfermedad que nos puede dar a cualquiera un colombiano tenga que acudir a sus ahorros o pensiones quedando prácticamente en la quiebra.

Finalmente, regular un derecho fundamental por medio de decretos, evitando los pesos y contrapesos de nuestra República demuestra una actitud autócrata y lo peligroso que es perpetuar a los gobiernos en el poder.

Etiquetado , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: